sábado, 7 de abril de 2012

Navidades Trágicas - Agatha Christie

Título: Navidades Trágicas.
Autor: Agatha Christie
Editorial: Booket
Número de Páginas: 188
Fragmento: Stephen se lavantó el cuello de su abrigo mientras avanzaba apresuramente por el andén. Una tenue niebla llenaba la estació. Enormes locotoras resoplaban lanzando al aire nubes de vapor. Todo estaba sucio y humoso.




El mismo día en que todos los miembros de la familia del multimillonario Simeon Lee se encuentran en la mansión de éste, dispuestos a celebrar la navidad, se produce el brutal asesinato del anfitrión. Dadas las circunstancias del crimen, cometido inmediatamente después que la víctima se pusiera en contacto con la policía para denunciar el robo de uno de unos diamantes, todos los parientes resultan sospechosos. Hasta que Poirot aparece en escena y logra esclarecer el caso.


Todo comienza con el brutal asesinato del señor Simeon Lee. Un día antes de navidad.
Todos resultaban muy sospechosos; habiendo sido interrogados uno por uno y analizando todas las pistas en señor Poirot logra resolver el caso. 
A medida que avanza la historia, los sospechosos se van multiplicando ya que todos pueden ser culpables, al final, la persona menos esperada resulta ser la causante del crimen. 


El libro es muy completo y hace que entres a un mundo donde todos resultan sospechosos, incluso el propio lector !! Al principio se torna algo confuso ya que van apareciendo muchos personajes pero después se vuelve algo natural y queda muy bien presentado. 
El personaje que más me gusto fue Pilar y el señor Poirot.
Es el primer libro de Agatha que leo, y la verdad que me gustó muchísimo. 


Sthephen Farr: El hijo de un viejo amigo del señor Simeon Lee. Llega desde África del Sur a Inglaterra por motivo de visita. 
El señor Farr era un hombre de unos 40 años, robusto de hombros muy anchos. Su barbilla era saliente y arrogante; su nariz era aguileña y su risa muy particular. 

Pilar Estravados: La nieta del Simeon Lee. Sus ojos y cabello eran negros, su boca roja y su piel muy pálida. Era alegre y simpática. La señorita había llegado desde España, ya que intentaba escapar de las guerras.

Sidney Horbury: Enfermero del señor Lee. Horbury era un hombre moreno que tenía aspecto bondadoso; A pesar de su aspecto era un señor muy raro. Parecía un gato ya que nadie lo oía salir o entrar de las habitaciones. 

Alfred Lee: Era de estatura baja, de mediana edad, ojos castaño claro y rostro amable. 
Él amaba a su padre, lo cual resultaba muy raro ya que Simeon era muy distinto de él. Alfred era amable, tímido y también era reservado. 

Lydia Lee: Era la esposa de Alfred. Lydia era delgada, pero muy enérgica. No era bella pero tenía una voz perfecta.

David Lee: Odiaba a su padre y lo culpaba de la muerte de su madre. Había escapado al poco tiempo de que murió su madre. Desde que era un niño que no veía a su familia, pero estas navidades había accedido a visitar la casa ya que su esposa Hilda había insistido para que fueran. 
David era una persona sensible y amorosa, pero también muy rencorosa.

Hilda Lee: Era una mujer gorda, de mediana edad que poseía cierto don para tranquilizar a la gente. Ella era la esposa de David. 

George Lee:  Era un hombre de unos cuarenta años, corpulento y de ojos azul pálido, saltones; Tenía una barbilla bastante ancha. 
George formaba parte del Parlamento por Westeringham; echo que llamaba mucho la atención ya que ningún Lee era una persona con honores.

Magdalene Lee: Era una mujer delgada y de cabello rubio platino. Tenía las cejas en arco y un rostro ovalado.
Magdalene era la esposa de George. Ella sabía quitar de su rostro cualquier tipo de expresión, incluso sabía mentir muy bien. 

Harry Lee: Conocido también como el hijo pródigo. Harry había huido de su casa cuando apenas era un niño, en los últimos veinte años había viajado por el mundo. 
Él era un hombre alto, con una nariz aguileña y una barbilla arrogante. Sus ojos reflejaban su alegría. 

Jennifer Lee: La madre de Pilar, había fallecido hacía ya algunos años. Jennifer era la hermana de Harry, Alfred, George y David. Aunque no toma mucho protagonismo en la novela, resulta esencial. 

Simeon Lee: La víctima del crimen. Un señor arrogante y orgulloso, era inválido y pasaba casi todos los momentos del días encerrado en su habitación. No era un hombre muy fuerte, pero si era muy inteligente. 
Por la edad tenía el cabello blanco y el cutis amarillo. Tenía la particular nariz aguilleña y los ojos oscuros. 

Hèrcules Poirot: Detective.Él era un hombre bajo, pero se desenvolvía con una gran dignidad. Su cabeza era la forma de un huevo y siempre la ladeaba un poco hacia un lado. Su bigote era muy parecido al de un militar.
Era amable y una persona muy comprensiva.

Sugden: Era alto y cuadrado de hombros, tenía un corte militar, la nariz aguileña, la barbilla saliente y un abundante bigote castaño. 
Sugden era el inspector. Era muy paciente. 

Edward Tressilian: Era el mayordomo, trabaja allí hacía unos cuarenta años. Era un señor canoso que tenia una visión muy escasa. 
Era un amable y paciente. 





EXELENTE !! Me encantó, unos de los mejores libros que leí. 
Se los recomiendo!



2 comentarios:

Mocca dijo...

¡Pues parece que está genial! Igual me animo y le doy una oportunidad, tu reseña me ha dejado con ganas de más :)

¡Muchos besitos de café ♥!

Mocca

Lu :L dijo...

Hola!!
Muchas gracias :D , Me alegro mucho de que te halla gustado :(

Muchos besitos para vos :D